Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us
Enciclopedia
Click below to share this web page.
Translate

Tratamiento médico de la obesidad

Pies sobre una balanza

Descripción general del tratamiento médico

Es posible que necesite consultar a un médico para obtener ayuda si sus esfuerzos no dan resultado o si padece otros trastornos médicos que hacen que bajar de peso sea fundamental. Es posible necesite medicamentos recetados si padece problemas de salud relacionados con la obesidad. Muchas personas intentan bajar de peso con suplementos de venta libre o de medicina alternativa. Pero para bajar de peso con resultados a largo plazo, deberá cambiar los hábitos y los patrones de alimentación no saludables. El cambio de comportamiento se concentra en los hábitos alimentarios no saludables y añade actividad física a su vida cotidiana. Los trastornos de alimentación relacionados con la obesidad deben ser tratados por un terapeuta y también es posible que requieran medicación.

Su médico se encargará de encontrar el mejor tratamiento para usted, en función de lo siguiente:

  • Su edad, salud general, habilidades físicas e historia clínica.

  • Sus esfuerzos anteriores por bajar de peso.

  • Su nivel de sobrepeso.

  • Su tolerancia a medicamentos específicos, procedimientos o terapias.

  • Las expectativas de la evolución del trastorno.

  • Su opinión o preferencia.

Tipos de tratamiento médico para la obesidad

Medicamentos recetados

Los medicamentos recetados más comunes actúan al bloquear la cantidad de grasa que se absorbe o al crear una sensación de saciedad. Uno de los medicamentos recetados más comunes es el orlistat.

El orlistat bloquea alrededor del 30 % de la grasa que ingiere a medida que los alimentos atraviesan el sistema digestivo. Este medicamento puede causar una evacuación aceitosa frecuente. Pero si reduce la cantidad de grasa que ingiere, los síntomas suelen mejorar. Una vez que deja de tomar este medicamento, puede recuperar parte del peso o casi todo el peso perdido, a menos que realice otros cambios en su dieta y actividad física. Es posible que el orlistat no funcione para todos y a menudo tiene efectos secundarios molestos.

Otro medicamento, la sibutramina (comercializada bajo el nombre de Meridia), fue retirado del mercado por sus fabricantes en octubre de 2010 luego de que la FDA (Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos) descubriera que el fármaco podía aumentar el riesgo de infarto.

Otro medicamento es la lorcaserina. Estimula la cantidad de serotonina del cerebro para reducir el apetito. Un medicamento combinado, fentermina-topiramato, también funciona para reducir el apetito.

En raras ocasiones, se utilizan otros medicamentos recetados solo a corto plazo. Las anfetaminas no se recomiendan debido al riesgo de adicción y abuso de sustancias.

Siempre consulte a su médico antes de tomar cualquier fármaco para adelgazar.

Suplementos

Muchos suplementos de venta libre prometen ayudar a quemar grasas más rápido o mitigar el hambre. Algunos suplementos poseen efectos secundarios que pueden ser peligrosos. Algunos de estos productos (quizás la mayoría) nunca se estudiaron en ensayos clínicos, por lo que sus efectos secundarios, beneficios y riesgos no están debidamente documentados. Si el beneficio que promete el fabricante suena prácticamente imposible, probablemente lo sea. (Por ejemplo: "Queme grasa por la noche mientras duerme").

La efedra (ma-huang) contiene un ingrediente utilizado en los medicamentos para el asma. Los suplementos dietarios que contienen efedra están prohibidos por la FDA debido a sus posibles efectos secundarios peligrosos.

Los productos que funcionan como laxantes pueden reducir el nivel de potasio en sangre. Esto puede causar problemas cardíacos o musculares. El piruvato es un producto popular que puede producir una pequeña pérdida de peso. Pero el exceso de piruvato, que se encuentra en las manzanas rojas, queso y vino tinto, no se ha estudiado minuciosamente. Su potencial para la reducción del peso no se ha establecido científicamente.

Si bien ningún suplemento puede reemplazar una dieta saludable, un complejo multivitamínico diario puede ayudar a compensar las deficiencias nutricionales para aquellas personas que siguen una dieta equilibrada. Sin embargo, los suplementos vitamínicos no lo ayudarán a bajar de peso.

Siempre consulte a su proveedor de atención médica antes de tomar estos suplementos, ya que pueden causar una serie de efectos secundarios inesperados.

Cambio de comportamiento

A largo plazo, la mayoría de los adultos obesos que pierden peso lo recuperarán si no realizan cambios en su enfoque hacia una alimentación saludable. Existen diversas maneras en las que pueden cambiar su comportamiento. Una de ellas es llevar un diario de alimentación. En él, puede registrar lo que come, dónde lo come y cuándo sintió hambre. También puede llevar un diario de actividades donde registre cuándo realizó ejercicio físico y durante cuánto tiempo. Estos diarios pueden ayudarlo a identificar los hábitos de alimentación y actividad, para poder determinar qué debe cambiar.

Un terapeuta o psicólogo puede ayudar con técnicas de modificación del comportamiento. Estas técnicas pueden contribuir a cambiar su opinión acerca de su imagen física. Un sistema de recompensas que no incluya comida puede ayudarlo a mantenerse encaminado hacia sus objetivos de adelgazamiento. Otras ideas relacionadas con el comportamiento incluyen servir la comida directamente de la cocina en lugar de colocarla en la mesa al estilo familiar y nunca mirar televisión, leer o realizar otra actividad mientras está comiendo. También puede servir porciones reducidas, usar platos más pequeños, beber agua con cada comida y establecer objetivos de pérdida de peso.

Psicoterapia para trastornos alimentarios

Comer una gran cantidad de comida de una sola vez no necesariamente hace que una persona sea propensa a los atracones. Todos nos excedemos alguna que otra vez. Pero algunas personas obesas comen en exceso y luego se purgan. Esto significa que se inducen el vómito o toman laxantes para deshacerse de las calorías extra ingeridas al comer en exceso. Otras comen grandes cantidades de alimentos de forma compulsiva sin purga. Estos comportamientos son trastornos alimenticios que deben recibir tratamiento de un médico u otro profesional del cuidado de la salud. La mayoría de las personas que padecen estos trastornos generalmente tienen sobrepeso o son obesas. Si padece un trastorno alimentario, es importante que lo trate antes de intentar bajar de peso.

Otros trastornos alimentarios que pueden requerir tratamiento con psicoterapia son los siguientes:

  • Bulimia. Trastorno en el cual una persona come de manera compulsiva y después vomita o toma píldoras (diuréticos) o laxantes, o realiza ejercicios extenuantes para evitar engordar. A menudo después del atracón sobreviene una sensación de culpa, vergüenza y depresión.

  • Trastorno de atracones compulsivos. Es un trastorno similar a la bulimia. La persona presenta episodios de atracones o ingesta descontrolada. Se diferencia de la bulimia en que las personas que lo padecen no purgan el exceso de comida mediante el vómito o el uso de laxantes o diuréticos.

  • Alimentación nocturna. Despertarse y comer a mitad de la noche es un comportamiento potencialmente nocivo y una señal de alimentación anormal.

Los médicos, psicoterapeutas y dietistas pueden ayudar a una persona con un trastorno alimentario. La terapia también puede ayudar a cambiar el comportamiento y las actitudes. Algunas personas obtienen ayuda de medicamentos y grupos de apoyo.

Revisor médico: Louise Akin, RN, BSN
Revisor médico: Daphne Pierce-Smith, RN, MSN, FNP, CCRC
Última revisión: 3/2/2014
© 2000-2014 The StayWell Company, LLC. 780 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.