Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us
Páginas relacionadas
Click below to share this web page.
Translate

Enterocolitis necrosante (NEC) en el recién nacido

La NEC es un problema médico grave. Ocurre cuando una zona del intestino del bebé se daña. Esta lesión se produce cuando una pequeña porción de los intestinos no recibe suficiente oxígeno. Esto hace que el tejido muera (se vuelva necrótico). Luego, las bacterias que están en el intestino comienzan a destruir el tejido desde las capas más internas hacia fuera. La NEC es más común en los niños prematuros, ya que el intestino aún no está maduro.

Bebé con la cabeza hacia un lado. Pueden verse el esófago, el estómago, el hígado y los intestinos.
Sistema digestivo normal.

¿Cómo se diagnostica la NEC?

Se sospecha que hay una NEC si el bebé deja de evacuar o hay presencia de sangre en la heces. Los gases y residuos (restos de alimento que quedan en el estómago) pueden hacer que el abdomen se distienda (expanda). Debido a que el alimento permanece dentro del estómago, el bebé no puede ingerir más alimento. Mediante una radiografía se puede ver el engrosamiento de la pared intestinal. Igualmente, se pueden apreciar las burbujas de gas en la pared intestinal.

¿Qué es la “alarma de NEC”?

Los bebés que nacen prematuros o que tienen problemas médicos son atendidos en la NICU (unidad de cuidados intensivos neonatales). Una alarma de NEC se produce cuando el personal de la NICU sospecha que el intestino del bebé puede estar dañado. En muchos casos, se puede evitar que se convierta en NEC. Se suspende la alimentación con leche materna o fórmula y, en su lugar, se le administra al bebé TPN (nutrición por un tubo en la vena). Esto permite que el intestino descanse. Muy probablemente, el bebé recibirá antibióticos para prevenir posibles infecciones. Muchos bebés prematuros pequeños tienen por lo menos una alarma de NEC. En muchos casos, no hay daños permanentes del intestino y no se requiere tratamiento adicional.

¿Cómo se trata la NEC?

Al bebé con NEC primero se le hace una evaluación para ver si necesita cirugía de emergencia. El tratamiento puede consistir en:

  • Tratamiento médico. Se suspende la alimentación oral para dejar descansar el intestino. Se alimenta al bebé por vía intravenosa. Se usan antibióticos para evitar las infecciones y mayores daños. Si el bebé muestra mejoría en dos días, la cirugía puede ser el siguiente paso.

  • Cirugía para extirpar parte del intestino.  Se extirpa la porción necrosada del intestino. Así se protege al resto del intestino y se le permite sanar.

  • Una enterostomía. En algunos casos, la mejor forma de dejar que una porción del intestino sane es cambiar el recorrido de las heces. Para ello, el cirujano crea una enterostomía (también llamada ostomía o estoma). Se realiza sacando el extremo abierto del intestino a través de una incisión en el abdomen. El estoma evita que el excremento pase a través de la parte del intestino que necesita reposo. Después de que el intestino ha sanado, los extremos se reconectan y se cierra la ostomía.

¿Cuáles son los efectos a largo plazo?

Muchos bebés con NEC no tienen daños duraderos. Sin embargo, la NEC puede causar problemas permanentes y poner en riesgo la vida del bebé. Si se realiza la cirugía, el resultado dependerá de cuánto intestino esté afectado. Algunas veces la parte del intestino que queda puede realizar las funciones de la parte que fue extirpada. En otros casos, el bebé no puede absorber ciertos nutrientes y puede necesitar una dieta especial. En algunos casos, el niño tendrá un estoma permanente. Pero un niño puede sobrevivir con un estoma, e incluso sin la mayor parte del colon (intestino grueso). En muy pocos casos, se extirpa una porción tan grande del intestino que el bebé necesita permanecer con alimentación intravenosa durante un período prolongado.

Revisor médico: Finke, Amy, RN, BSN
Revisor médico: newMentor board-certified, academically affiliated clinician
Última revisión: 2/25/2013
© 2000-2014 Krames StayWell, 780 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Contact Our Healthcare Professionals
Follow Us