Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us
Páginas relacionadas
Click below to share this web page.
Translate

Úlceras de Estómago y de Duodeno (Úlceras Pépticas)

¿Qué es una úlcera de estómago o de duodeno?

Una úlcera
Haga clic sobre la imagen para ampliar

Aproximadamente uno de cada 10 estadounidenses desarrolla por lo menos una úlcera durante su vida.

Una úlcera es una llaga o lesión abierta, que se encuentra generalmente en las áreas del cuerpo con piel o con membranas mucosas.

  • Una úlcera en el revestimiento del estómago o del duodeno, se llama úlcera péptica.

  • Cuando la úlcera está en el estómago, se llama úlcera gástrica.

  • Cuando la úlcera está en el duodeno, se llama úlcera duodenal.

¿Qué causa las úlceras gástricas y duodenales?

El tracto digestivo
Haga clic sobre la imagen para ampliar

En el pasado se creía que el estilo de vida y las dietas causaban úlceras. Posteriormente, los investigadores determinaron que los ácidos del estómago (el ácido hidroclórico y la pepsina) contribuían a la formación de las úlceras.

Actualmente, los estudios muestran que la mayoría de las úlceras (el 80 por ciento de las úlceras gástricas y el 90 por ciento de las úlceras duodenales) se desarrollan como resultado de una infección con una bacteria llamada Helicobacter pylori (H. pylori).

Se cree que aunque estos tres factores (el ácido y la pepsina, y el H. pylori) juegan un papel importante en el desarrollo de las úlceras, el H. pylori se considera la causa principal en la mayoría de los casos.

Factores en el desarrollo de las úlceras pépticas

Entre los factores que se sospecha que juegan un papel importante en el desarrollo de las úlceras de estómago y de duodeno se incluyen:

  • Helicobacter pylori. Los estudios muestran que la mayoría de las úlceras se desarrollan como resultado de la infección con la bacteria Helicobacter pylori (H. pylori). La bacteria produce sustancias que debilitan la mucosidad protectora del estómago y lo hacen más suceptible a los efectos dañinos del ácido y de la pepsina.

  • Fumar. Los estudios muestran que el fumar aumenta las posibilidades de desarrollar úlceras, retarda el proceso de curación de las úlceras existentes y contribuye a su reaparición.

  • Cafeína. La cafeína parece estimular la secreción de ácido en el estómago, el cual puede agravar el dolor de una úlcera existente. Sin embargo, la estimulación del ácido del estómago no puede atribuirse únicamente a la cafeína.

  • Alcohol. Aunque no se ha comprobado ninguna relación entre el consumo de alcohol y las úlceras pépticas, las úlceras son más comunes en las personas que tienen cirrosis del hígado, una enfermedad a menudo relacionada con el consumo excesivo de alcohol.

  • Estrés. Aunque ya no se cree que el estrés emocional sea una causa de úlceras, las personas que tienen úlceras a menudo se quejan de que el estrés aumenta el dolor de la lesión..

  • Estrés físico. El estrés físico puede aumentar el riesgo de desarrollar úlceras, principalmente en el estómago. Por ejemplo, las personas que sufren lesiones como quemaduras graves y las personas que se someten a cirugía mayor a menudo requieren tratamiento riguroso para prevenir las úlceras y sus complicaciones como el sangrado.

  • El ácido y la pepsina. Se cree que la incapacidad del estómago de defenderse de los potentes líquidos digestivos, ácido hidroclórico y la pepsina, contribuyen a la formación de úlceras.

  • Los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (su sigla en inglés es NSAID). Estos medicamentos (como la aspirina, el ibuprofeno y el naproxeno sódico) hacen que el estómago sea vulnerable a los efectos perjudiciales del ácido y la pepsina. Están presentes en muchos medicamentos de venta sin receta médica que se usan para tratar la fiebre, el dolor de cabeza, y los dolores leves.

¿Cuáles son los síntomas de las úlceras gástricas y duodenales?

A continuación, se enumeran los síntomas más comunes de las úlceras. Sin embargo, cada individuo puede experimentarlos de una forma diferente.

Aunque las úlceras no siempre causan síntomas, el síntoma más común es el dolor de tipo retortijón o ardor en el abdomen, entre el esternón y el ombligo. El dolor a menudo se produce entre las comidas y por la mañana temprano. El dolor puede durar desde unos pocos minutos hasta unas pocas horas. Los síntomas menos comunes de las úlceras pueden incluir:

  • Eructos.

  • Náuseas.

  • Vómitos.

  • Poco apetito.

  • Pérdida de peso.

  • Sensación de cansancio y debilidad.

Los síntomas de las úlceras de estómago y de duodeno pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte a su médico para el diagnóstico.

¿Cuáles son algunas complicaciones de las úlceras?

Las personas que tienen úlceras pueden experimentar complicaciones serias si no buscan tratamiento apropiado. Entre los problemas más frecuentes se incluyen los siguientes:

  • Hemorragia. A medida que la úlcera erosiona los músculos del estómago o de la pared duodenal, también puede dañar los vasos sanguíneos y causar hemorragia.

  • Perforación. Algunas veces, la úlcera erosiona y forma un orificio en la pared del estómago o del duodeno, y las bacterias y los alimentos parcialmente digeridos pueden derramarse a través de la abertura en la cavidad abdominal estéril (peritoneo) y causar peritonitis, una inflamación de la pared y de la cavidad abdominal.

  • Estrechez y obstrucción. Las úlceras situadas al final del estómago, donde se une al duodeno, pueden causar inflamación y cicatrización que pueden estrechar o cerrar la abertura intestinal. Esta obstrucción puede evitar que los alimentos salgan del estómago y entren en el intestino delgado, lo cual produce el vómito del contenido del estómago.

¿Cómo se diagnostican las úlceras?

Debido a que los protocolos de tratamiento pueden ser diferentes para los diferentes tipos de úlceras, es importante diagnosticar adecuadamente la causa de la enfermedad ulcerosa antes de comenzar el tratamiento. Por ejemplo, para la úlcera inducida por un NSAID, el tratamiento es bastante diferente del tratamiento para una persona diagnosticada con una úlcera causada por la bacteria H. pylori.

Hay varias opciones disponibles para diagnosticar úlceras y para detectar el H. pylori. Estos procedimientos de diagnóstico incluyen:

  • Serie gastrointestinal (GI) superior (también llamada esofagografía).  Examen de diagnóstico que examina los órganos de la parte superior del sistema digestivo: el esófago, el estómago y el duodeno (la primera sección del intestino delgado). Se ingiere un líquido denominado bario (un producto químico metálico [líquido yesoso] utilizado para recubrir el interior de los órganos de forma que aparezcan en una placa de rayos X). Después se toman los rayos X para evaluar los órganos digestivos.

  • Esofagogastroduodenoscopia (también llamada EGD o endoscopia superior).  Una EGD (endoscopia superior) es un procedimiento que le permite al médico examinar el interior del esófago, el estómago y el duodeno. Un tubo con luz, delgado y flexible, llamado endoscopio, se pasa por la boca y la garganta, y luego por el esófago, el estómago y el duodeno. El endoscopio le permite al médico ver dentro de este área del cuerpo, así como introducir instrumentos a través del endoscopio para tomar muestras de tejido y realizar una biopsia (si es necesario).

  • Exámenes de sangre, del aliento y del tejido del estómago.  Se realizan para detectar la presencia del H. pylori. Aunque algunos de estos exámenes para detectar el H. pylori pueden dar resultados positivos falsos, y los otros exámenes pueden dar resultados negativos falsos en las personas que hayan tomado recientemente antibióticos, omeprazole o bismuto, los estudios muestran que estos exámenes pueden ser útiles en la detección de la bacteria.

Tratamiento de las úlceras de estómago y de duodeno

El tratamiento específico de las úlceras de estómago y de duodeno será determinado por su médico basándose en:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia médica.

  • Qué tan avanzada está la condición.

  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.

  • Sus expectativas para la trayectoria de la condición.

  • Su opinión o preferencia.

El tratamiento puede incluir:

Cambios en el estilo de vida

En el pasado, los médicos les recomendaban a las personas que tenían úlceras que evitaran los alimentos picantes, grasos o ácidos. Sin embargo, ahora se sabe que una dieta suave es ineficaz para tratar o evitar las úlceras. Ninguna dieta en particular es de ayuda para la mayoría de los pacientes que tienen úlceras. Las personas que averiguan que ciertos alimentos les causan irritación deben comunicárselo a su médico.
Se ha demostrado que el fumar retrasa la curación de las úlceras, y se ha relacionado con su reaparición. Por consiguiente, las personas que tienen úlceras no deben fumar.

Medicamentos

Los médicos tratan las úlceras de estómago y de duodeno con varios tipos de medicamentos, que incluyen los siguientes:

  • Antibióticos. Los medicamentos utilizados para matar a H. pylori si se ha detectado. 

  • Bloqueadores H2 (para reducir la cantidad de ácido en el estómago por bloqueo de la histamina, un poderoso estimulante de la secreción de ácidos).

  • Inhibidores de la bomba de protones (para bloquear por completo la producción de la secreción de ácidos del estómago, deteniendo el bombeo de ácidos estomacales, el paso final de la secreción de ácidos).

  • Agentes protectores de la mucosa (para proteger el revestimiento mucoso del estómago del daño por el ácido, pero no inhiben la descarga de ácido). Cuando se trata el H. pylori, estos medicamentos a menudo se usan en combinación.

Cirugía

En la mayoría de los casos, los medicamentos antiulcerosos curan las úlceras rápida y eficazmente, y la erradicación del H. pylori previene la reaparición de la mayoría de las úlceras. Sin embargo, las personas que no responden a los medicamentos, o que desarrollan complicaciones, pueden requerir cirugía.
Actuamente, se hace la cirugía abierta estándar para el tratamiento de las úlceras. Los tipos incluyen los siguientes:

  • Vagotomía.  Procedimiento que consiste en cortar partes del nervio vago (un nervio que transmite mensajes del cerebro al estómago) para interrumpir los mensajes enviados a través de él, y reducir así la secreción de ácidos.

  • Antrectomía.  Operación para extirpar la parte inferior del estómago (antro), en donde se produce una hormona que estimula el estómago para secretar jugos digestivos. Algunas veces, el cirujano también puede extirpar una parte adyacente del estómago que secreta pepsina y ácidos. La vagotomía generalmente se hace junto con la antrectomía.

  • Piloroplastia.  Procedimiento quirúrgico que puede realizarse junto con la vagotomía, en el cual la abertura (píloro) entre el estómago y el intestino delgado se agranda, para permitir que el contenido pase con más facilidad desde el estómago.


La cirugía laparoscópica también puede ser utilizado para tratar la enfermedad de ulcera. Un laparoscopio es un tubo largo y delgado que tiene un lente de cámara que le permite al médico examinar los órganos dentro de la cavidad abdominal con el fin de detectar anomalías y operar a través de incisiones pequeñas.

Revisor médico: Louise Akin, RN, BSN
Revisor médico: Daphne Pierce-Smith, RN, MSN, FNP, CCRC
Última revisión: 4/25/2012
© 2000-2014 The StayWell Company, LLC. 780 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.