Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us
Cirugías y procedimientos
Click below to share this web page.
Translate
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Al inicio
Pulse una letra para ver la lista de procedimientos que comienzan con esa letra.
Pulse 'Al inicio' para volver al inicio de esta sección.

Laminectomía

(Laminectomía lumbar, Laminectomía cervical, Laminectomía descompresiva, Cirugía de espalda, Cirugía de disco)

Descripción general del procedimiento

¿Qué es una laminectomía?

El dolor de espalda que interfiere con las actividades diarias normales puede requerir una intervención quirúrgica para su tratamiento. La laminectomía es un tipo de cirugía en la que el médico extirpa parte del hueso vertebral (lámina) para aliviar la compresión de la médula espinal o de las raíces nerviosas que puede estar causada por lesiones, hernia de disco, estenosis espinal (estrechamiento del canal) o tumores. La laminectomía se considera como una opción solo si otros tratamientos médicos han resultado ineficaces.

Otros procedimientos relacionados que pueden utilizarse para diagnosticar problemas de espalda son tomografía computarizada (su sigla en inglés es CT), radiografías, resonancia magnética nuclear (su sigla en inglés es MRI), electromiograma (EMG) y mielograma. Consulte estos procedimientos para obtener más información.

Anatomía de la columna vertebral con las vértebras
Haga clic en la imagen para agrandar

Anatomía de la columna vertebral

La columna vertebral, también llamada espina dorsal, está compuesta por 33 vértebras separadas por discos esponjosos y se divide en cuatro áreas diferentes. El área cervical se compone de 7 vértebras en el cuello; la espina torácica se compone de 12 vértebras en la espalda; la espina lumbar se compone de 5 vértebras en la zona baja de la espalda; 5 huesos sacros (fusionados en un hueso, el sacro) y 4 huesos coccígeos (fusionados en un hueso, el cóccix):

  • Lámina. El arco óseo ubicado en la parte posterior de las vértebras que están sobre la columna vertebral. Esta es la parte de la columna que se extirpa durante la laminectomía.

  • Discos. Tejidos blandos entre los huesos de la columna vertebral que permiten inclinar la espalda y actúan como amortiguadores de impactos.

  • Médula espinal. Haz de nervios que conecta el cerebro con el resto del cuerpo. La médula espinal pasa por el centro de las vértebras.

  • Nervios raquídeos. Nervios que conectan la médula espinal con el resto del cuerpo. Las vértebras o los discos pueden comprimir o "pinzar" estos nervios.

  • Músculos y ligamentos. Otorgan sostén a la columna vertebral, proporcionando fuerza y movimiento.

Razones para realizar el procedimiento

El dolor lumbar puede ir desde leve, sordo y molesto hasta persistente, grave e incapacitante. El dolor en la parte baja de la espalda puede limitar los movimientos e interferir con las actividades normales. La laminectomía puede realizarse para aliviar la presión sobre los nervios espinales, tratar un problema de discos o extirpar un tumor de la columna.

Un motivo frecuente que justifica realizar una laminectomía es una hernia de disco en la columna vertebral. Los discos pueden desplazarse o sufrir daños debido a lesiones o al desgaste. Cuando el disco ejerce presión sobre los nervios raquídeos, esto causa dolor y, en ocasiones, entumecimiento o debilidad. El entumecimiento o la debilidad se sienten en la parte del cuerpo afectada, por lo general, los brazos o las piernas. El síntoma más común de hernia de disco es la ciática (comúnmente, un dolor agudo y punzante a lo largo del nervio ciático, que se extiende desde los glúteos hasta el muslo y por la parte posterior de la pierna).

Si los tratamientos médicos no resultan satisfactorios, la cirugía de espalda puede ser un tratamiento efectivo. Algunos tratamientos médicos para el dolor de espalda incluyen, entre otros, los siguientes:

  • Modificación de las actividades

  • Medicación (por ejemplo, relajantes musculares, antiinflamatorios y analgésicos)

  • Inyecciones en la columna vertebral

  • Rehabilitación, fisioterapia o ambas

  • Terapia ocupacional

  • Pérdida de peso (en caso de obesidad)

  • Dejar de fumar

  • Aparatos ortopédicos (por ejemplo, apoyos mecánicos para la espalda)

La laminectomía generalmente se realiza para tratar el dolor de espalda que persiste después de un tratamiento médico o cuando está acompañado por síntomas de daño en los nervios, como entumecimiento o debilidad en las piernas.

Su médico puede recomendarle una laminectomía por otros motivos.

Riesgos del procedimiento

Al igual que con cualquier procedimiento quirúrgico, pueden surgir complicaciones. Algunas complicaciones posibles pueden incluir, entre otras, las siguientes:

  • Hemorragia

  • Infección

  • Coágulos de sangre en las piernas o los pulmones

  • Lesión en la médula espinal

  • Riesgos asociados con el uso de anestesia general

Pueden lesionarse los nervios o los vasos sanguíneos del área de la cirugía, lo que provocaría debilidad o entumecimiento. Es posible que la cirugía no alivie el dolor o que el dolor empeore, aunque esto es poco frecuente.

Pueden existir otros riesgos dependiendo de su estado específico de salud. Asegúrese de consultar todas sus dudas con su médico antes de la cirugía.

Antes del procedimiento

  • Su médico le explicará el procedimiento y le ofrecerá la oportunidad de formular las preguntas que tenga al respecto.

  • Se le pedirá que firme un formulario de consentimiento mediante el cual autoriza la realización del procedimiento. Lea el formulario atentamente, y pregunte si hay algo que no le resulta claro.

  • Además de una historia clínica completa, su médico puede realizarle una exploración física completa para asegurarse de que usted se encuentra en buen estado de salud antes de someterse al procedimiento. Es posible que le hagan análisis de sangre y otras pruebas de diagnóstico.

  • Infórmele al médico si tiene sensibilidad o alergia a algún medicamento, látex, cinta adhesiva y agentes anestésicos (locales y generales).

  • Infórmele al médico sobre todos los medicamentos (con receta y de venta libre) y suplementos de hierbas que esté tomando.

  • Avísele al médico si tiene antecedentes de trastornos hemorrágicos o si está tomando medicamentos anticoagulantes (diluyentes sanguíneos), aspirina u otros medicamentos que afecten la coagulación de la sangre. Quizás sea necesario dejar de tomar estos medicamentos antes de practicar el procedimiento.

  • Si está embarazada o sospecha de estarlo, debe informárselo a su médico.

  • Se le pedirá que ayune ocho horas antes del procedimiento, generalmente, después de la medianoche.

  • Tal vez le administren un sedante antes del procedimiento para ayudarle a relajarse.

  • Puede ver a un fisioterapeuta antes de la cirugía para hablar sobre la rehabilitación.

  • Dado que algunas actividades pueden estar restringidas después de la cirugía, deberá pedirle a alguien que le ayude con los quehaceres domésticos y lo lleve en automóvil por unos días.

  • En función de su estado clínico, el médico puede solicitar otra preparación específica.

Durante el procedimiento

La columna vertebral y una vértebra con la lámina eliminado
Haga clic en la imagen para agrandar

La laminectomía generalmente requiere hospitalización. Los procedimientos pueden variar en función de su estado y las prácticas de su médico.

La laminectomía puede realizarse mientras está dormido bajo anestesia general, o consciente bajo anestesia raquídea. Si se emplea anestesia raquídea, no tendrá sensibilidad de la cintura para abajo. Se están desarrollando nuevas técnicas que pueden posibilitar la laminectomía bajo anestesia local en forma ambulatoria. Su médico le explicará esto con anticipación.

Por lo general, la laminectomía sigue este proceso:

  1. Se le pedirá que se quite la ropa y se le entregará una bata para que se la ponga.

  2. Se le podrá colocar una vía intravenosa (IV) en el brazo o la mano.

  3. Una vez que está bajo anestesia, es posible que le inserten un catéter de drenaje urinario.

  4. Si el lugar de la cirugía está cubierto de vello excesivo, es posible que este se recorte.

  5. Se acostará de costado o boca abajo en la mesa de operaciones.

  6. El anestesiólogo controlará continuamente la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la respiración y la concentración de oxígeno en la sangre durante la cirugía.

  7. La piel de la zona donde se realizará la cirugía se limpiará con una solución antiséptica.

  8. El médico realizará una incisión sobre la vértebra seleccionada.

  9. El médico separará los músculos de la espalda.

  10. Se extirpará la lámina (arco óseo ubicado en la parte posterior de la vértebra) para aliviar la presión sobre los nervios de la zona. Esto puede consistir en extraer espolones o crecimientos óseos, o bien un disco entero o una parte de un disco.

  11. En algunos casos, puede realizarse una fusión espinal al mismo tiempo. Durante la fusión espinal, el cirujano conectará dos o más huesos de la espalda para ayudar a estabilizar la columna vertebral.

  12. La incisión se suturará con puntos o grapas quirúrgicas.

  13. Se aplicará una venda o un vendaje estéril.

Después del procedimiento

En el hospital

Después de la cirugía, lo trasladarán a la sala de recuperación donde permanecerá en observación. Una vez que la presión arterial, pulso y respiración estén estables y que usted esté alerta, lo llevarán a su habitación en el hospital. La laminectomía generalmente requiere una hospitalización de un día o más.

Es muy probable que comience a levantarse y caminar el mismo día de la cirugía. El dolor se controlará con medicamentos para que pueda participar en el ejercicio. Es posible que reciba un plan de ejercicios para que siga en el hospital y cuando se le haya dado el alta.

En su hogar

Una vez que esté en su hogar, es importante que mantenga la zona de la cirugía limpia y seca. El médico le dará indicaciones precisas acerca de cómo bañarse. Los puntos o las grapas quirúrgicas se retiran durante una consulta de seguimiento.

Tome un analgésico para el dolor, de acuerdo con las recomendaciones del médico. La aspirina u otros medicamentos contra el dolor pueden aumentar las probabilidades de hemorragias. Asegúrese de tomar solo los medicamentos que su médico le haya recomendado.

Avise al médico ante cualquiera de los siguientes cuadros:

  • Fiebre

  • Enrojecimiento, hinchazón, hemorragia u otra secreción de la zona de la incisión

  • Aumento del dolor en la zona de la incisión

  • Adormecimiento de las piernas, la espalda o los glúteos

  • Dificultad para orinar o incontinencia intestinal o vesical

No deberá conducir hasta que su médico se lo permita. Debe evitar agacharse para levantar objetos y arquear la espalda. Puede haber otras restricciones en las actividades.

Es posible que el médico le brinde instrucciones adicionales o alternativas después del procedimiento, en función de su situación específica.

Revisor médico: Louise Akin, RN, BSN
Revisor médico: Daphne Pierce-Smith, RN, MSN, FNP, CCRC
Última revisión: 11/4/2013
© 2000-2014 The StayWell Company, LLC. 780 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.