Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us
Gastroenterología
Click below to share this web page.
Translate
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Al inicio
Pulse una letra para ver la lista de procedimientos que comienzan con esa letra.
Pulse 'Al inicio' para volver al inicio de esta sección.

Enema de bario

(BE, Serie gastrointestinal inferior, Serie GI inferior, Radiografía del colon)

Descripción general del procedimiento

¿Qué es un enema de bario?

El enema de bario es un examen radiográfico (de rayos X) del tracto gastrointestinal (GI) inferior. Se llena el colon con una suspensión líquida llamada bario y de ese modo se hace visible el intestino grueso, incluyendo el recto, en una placa radiográfica.

Las radiografías utilizan rayos de energía electromagnética invisible para obtener imágenes de los tejidos internos, los huesos y los órganos en una placa radiográfica. Las radiografías se realizan utilizando radiación externa para producir imágenes del cuerpo, sus órganos y otras estructuras internas con fines de diagnóstico. Los rayos-X pasan a través de los tejidos del cuerpo hasta unas placas especialmente tratadas (parecidas a una película fotográfica) y se hace una foto tipo “negativo” (cuanto más sólida es la estructura, más blanca aparece en la película).

Por lo general, durante un procedimiento de enema de bario se utiliza la fluoroscopia. Es un estudio de las estructuras del cuerpo en movimiento, similar a una “película” de rayos-X. Un haz continuo de rayos X se pasa a través de la parte del cuerpo que se está examinando y se transmite a un monitor parecido a un televisor de forma que pueda verse en detalle la parte del cuerpo y su movimiento. En los enemas de bario, la fluoroscopia permite al radiólogo ver el movimiento del bario a través del intestino grueso, a medida que se instila por el recto.

¿Por qué se utiliza bario con los rayos X?

El bario es un polvo metálico blanco y seco con consistencia similar al yeso, que se mezcla con agua para formar líquido de bario. El bario es una sustancia que absorbe los rayos X y que aparece en color blanco en la placa radiográfica. Cuando se instila a través del recto, el bario recubre la pared interna del intestino grueso para que se visualicen el revestimiento, el tamaño, la forma, el contorno y la permeabilidad del colon en la radiografía. Este proceso muestra diferencias que probablemente no se vean en las radiografías estándar. El bario se utiliza sólo para estudios de diagnóstico del tracto gastrointestinal.

El uso de bario en radiografías estándar contribuye a la visibilidad de diversas características del intestino grueso. Algunas anomalías del intestino grueso que pueden detectarse con un enema de bario son tumores, inflamación, pólipos (crecimiento), divertículos (bolsas), obstrucciones y cambios en la estructura intestinal.

Después de instilar bario en el recto, el radiólogo también puede llenar el intestino grueso con aire. El aire aparece de color negro en la placa, en contraste con el bario, cuya imagen aparece de color blanco. El uso de las dos sustancias, bario y aire, se conoce como estudio de doble contraste.

El objetivo de usar dos sustancias de contraste es lograr una mejor imagen de la pared interna del intestino grueso. A medida que el aire expande el intestino grueso (como cuando se infla un globo), se forma un revestimiento de bario en la superficie interna de la pared del colon. Esta técnica optimiza la visualización porque agudiza el contorno de la superficie interna del intestino grueso. La utilidad de esta técnica es visualizar anomalías superficiales más pequeñas del intestino grueso.

Otros procedimientos relacionados que pueden usarse para diagnosticar problemas del tracto gastrointestinal inferior incluyen: colonoscopía, radiografías del abdomen, tomografía computarizada (TC) del abdomen y ultrasonido abdominal. Consulte estos procedimientos para obtener información adicional.

Anatomía del colon

Ilustración de la anatomía del aparato digestivo, adulto
Click Image to Enlarge

El intestino grueso, o colon, tiene cuatro secciones:

  • Colon ascendente: se extiende hacia arriba sobre el lado derecho del abdomen.

  • Colon transverso: se extiende desde el colon ascendente hasta el otro lado del cuerpo, hacia el costado izquierdo.

  • Colon descendente: se extiende desde el colon transverso hacia abajo por el costado izquierdo.

  • Colon sigmoideo: llamado así debido a su forma de S, se extiende desde el colon descendente hasta el recto.

El recto se une al ano, es decir, la abertura por donde el cuerpo expulsa los desechos.

Razones para realizar el procedimiento

El enema de bario puede realizarse para diagnosticar anomalías estructurales o funcionales del intestino grueso, incluyendo el recto. Estas anomalías pueden incluir, entre otras, las siguientes:

  • Colitis ulcerativa. Ulceración e inflamación del intestino grueso

  • Enfermedad de Crohn. Ulceración e inflamación en cualquier parte del tracto GI (de la boca al ano)

  • Obstrucciones y pólipos (crecimientos)

  • Cáncer

  • Pesadez o dolor de la parte baja del abdomen inusuales

  • Pérdida de peso inusual

  • Síndrome del colon irritable

  • Cambios en las defecaciones, como diarrea crónica o estreñimiento o paso de sangre, mucosidad o pus

Su médico también puede recomendarle un enema de bario por otros motivos.

Riesgos del procedimiento

Es posible que desee preguntarle a su médico sobre la cantidad de radiación que se utiliza durante el procedimiento y los riesgos relacionados con su situación particular. Es una buena idea llevar un registro de su historial de exposición a la radiación, como exploraciones anteriores y otros tipos de exploraciones radiológicas, de forma tal que pueda informar a su médico. Los riesgos asociados con la exposición a la radiación pueden estar relacionados a la cantidad acumulativa de exámenes y/o tratamientos con rayos X durante un período de tiempo prolongado.

Si está embarazada o sospecha que puede estarlo, debe informárselo a su médico. La exposición a la radiación durante el embarazo puede provocar anomalías congénitas.

Los pacientes con alergia o sensibilidad a medicamentos, colorantes de contraste, yodo, o al látex deben avisarle al médico.

Puede producirse estreñimiento o retención fecal si el bario no se elimina completamente del cuerpo.

Los riesgos del enema de bario pueden incluir, entre otros, los siguientes:

  • Perforación del colon

  • Estreñimiento o retención fecal

Algunas contraindicaciones para el enema de bario incluyen, entre otras, las siguientes:

  • Sospecha de perforación del intestino

  • Colitis ulcerosa grave

  • Embarazo

  • Megacolon tóxico

  • Dolor abdominal intenso

Es posible que existan otros riesgos dependiendo de su estado de salud específico. Recuerde consultar todas sus dudas con su médico antes del procedimiento.

Algunos factores o estados pueden interferir con la precisión del procedimiento del enema de bario. Estos factores incluyen, entre otros, los siguientes:

  • Esofagografía o serie GI superior reciente que puede interferir con la exposición del área GI baja a los rayos X.

  • Espasmos de colon

  • Materia fecal en el intestino

Antes del procedimiento

  • Su médico le explicará el procedimiento y le ofrecerá la oportunidad de formular las preguntas que tenga al respecto.

  • Se le puede pedir que firme un formulario de consentimiento mediante el cual autoriza la realización del procedimiento. Lea el formulario atentamente, y pregunte si hay algo que no le resulta claro.

  • Se le pedirá que ayune ocho horas antes del procedimiento, generalmente, después de la medianoche. Se le dará material para la preparación intestinal para usar un dia antes del procedimiento. Esto puedo consistir de un laxante para tomar, un supositorio, o un enema. Es posible que le den instrucciones adicionales para que siga una dieta especial durante uno o dos días antes del procedimiento.

  • Si está embarazada o sospecha que puede estarlo, debe informárselo a su médico.

  • Infórmele al médico si tiene sensibilidad o alergia a algún medicamento, látex, cinta adhesiva y agentes anestésicos (locales y generales).

  • Infórmele al médico sobre todos los medicamentos (con receta y de venta libre) y suplementos de hierbas que esté tomando. Su médico puede aconsejarle que suspenda algunos medicamentos antes del procedimiento.

  • Informe al radiólogo si le han realizado una esofagografía o serie GI superior recientemente, ya que esto puede interferir con la obtención de una exposición óptima de rayos X del área GI baja.

  • En función de su estado clínico, su médico puede solicitar otra preparación específica.

Durante el procedimiento

El enema de bario puede realizarse de forma ambulatoria o como parte de su internación en un hospital. Los procedimientos pueden variar en función de su estado y las prácticas de su médico.

Por lo general, el enema de bario sigue este proceso:

  1. Se le pedirá que se quite la ropa, joyas u otros objetos que puedan interferir con el procedimiento.

  2. Si le indican que se quite la ropa, le entregarán una bata para que se la ponga.

  3. Se lo acostará en la mesa de examen en posición horizontal recostado de lado.

  4. Se introducirá un tubo en el recto para permitir que el bario fluya al interior del intestino.

  5. Se dejará que el bario fluya lentamente al interior del intestino. Es posible que experimente espasmos en el área abdominal baja mientras se introduce el bario. Se recomienda respirar hondo y lentamente para disminuir las molestias.

  6. Es posible que sienta necesidad de defecar. Es importante resistir la necesidad de hacerlo para impedir que el bario salga al exterior. En el momento adecuado, se le dará una chata o se lo ayudará a ir al baño según sea necesario.

  7. Durante el procedimiento, la máquina y la mesa de examen se moverán y se le puede pedir que cambie de posición mientras se toman las radiografías.

  8. El radiólogo tomará imágenes individuales, una serie de radiografías o un video (fluoroscopia) mientras el bario se mueve por el intestino.

  9. Si está indicado un estudio de doble contraste, se le pedirá que evacue parte del bario. Podrá utilizar una chata o ir al baño. Le quedará parte del bario en el intestino. Se inyectará aire a través del recto para expandir el intestino grueso y se tomarán más radiografías.

  10. Una vez que se hayan tomado todas las radiografías requeridas, se lo ayudará a levantarse de la mesa.

Después del procedimiento

Después del examen, expulsará parte del bario de inmediato. Se le dará una chata o se lo ayudará a ir al baño.

Puede reanudar su dieta y sus actividades normales después del enema de bario, a menos que el médico le indique lo contrario.

El bario puede producir estreñimiento o una posible retención después del procedimiento si no se elimina completamente del cuerpo. Se le puede aconsejar que beba muchos líquidos y que coma alimentos con alto contenido en fibra para expulsar el bario del cuerpo. También se le puede dar un purgante o laxante para ayudarlo a eliminar el bario.

El bario no es absorbido en el cuerpo pero pasa por todo el tracto gastrointestinal; por esto, sus defecaciones pueden tener un color más claro hasta que se haya expulsado todo el bario.

La preparación rigorosa y prolongada del intestino antes del procedimiento puede causar fatiga después. Debe descansar según sea necesario.

Puede experimentar dolor en el ano y el recto debido a la preparación del intestino. El médico puede recomendar la aplicación de un ungüento para aliviar el dolor de la zona.

Avise al médico ante cualquiera de los siguientes cuadros:

  • Dificultad o incapacidad para defecar

  • Dolor y/o distensión abdominal

  • Heces de menor diámetro que lo normal

  • Fiebre

  • Sangrado rectal

Es posible que el médico le brinde instrucciones adicionales o alternativas después del procedimiento, en función de su situación específica.

Los Recursos en la Red

El contenido proveído aquí tiene un propósito informativo únicamente, y no está diseñado para diagnosticar o tratar un problema de salud o una enfermedad ni reemplazar el consejo médico que usted reciba de su médico. Por favor, consulte a su médico para aclarar cualquier pregunta o preocupación que usted pueda tener acerca del trastorno que padece.

Esta página contiene enlaces a otros sitios Web con información sobre este procedimiento y condiciones de salud relacionadas. Esperamos que estos sitios le sean útiles, pero recuerde que nosotros no controlamos ni avalamos la información presentada en ellos, así como ellos tampoco avalan la información presentada en nuestro sitio.

American Cancer Society (Asociación Americana del Cáncer)

American Gastroenterological Association (Asociación Americana de Gastroenterología)

National Cancer Institute (NCI) (Instituto Nacional del Cáncer)

National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases (NIDDK) (Instituto Nacional de la Diabetes y de Las Enfermedades Digestivas y del Riñón)

National Institutes of Health (NIH) (Institutos Nacionales de la Salud)

National Library of Medicine (Biblioteca Nacional de Medicina)

Revisor médico: Louise Akin, RN, BSN
Revisor médico: Daphne Pierce-Smith, RN, MSN, FNP, CCRC
Última revisión: 1/2/2014
© 2000-2014 The StayWell Company, LLC. 780 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.