Search Ochsner

× Close
Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
Pulse una letra para ver la lista de procedimientos que comienzan con esa letra.
Pulse 'Al inicio' para volver al inicio de esta sección.

Electroencephalogram (EEG)

¿Qué es un electroencefalograma?

Un electroencefalograma es un estudio en el que se detectan anomalías en las ondas cerebrales, o actividad eléctrica del encéfalo. Durante el procedimiento, se adhieren sobre el cuero cabelludo unos electrodos, que son unos pequeños discos metálicos con alambres delgados. Los electrodos detectan pequeñas cargas eléctricas que son resultado de la actividad de las células del encéfalo. Las cargas se amplifican y se muestran en forma de gráfico en la pantalla de una computadora, o en forma de un registro que puede imprimirse en papel. Luego, su proveedor de atención médica interpreta la lectura de ese registro.

Durante un electroencefalograma, su proveedor de atención médica generalmente evalúa la actividad registrada en alrededor de 100 páginas, o pantallas de computadora. Presta especial atención a la forma de onda básica, pero también examina breves ráfagas de energía y respuestas a estímulos, como destellos de luz.

También pueden realizarse otros procedimientos relacionados que son los estudios de potenciales provocados. En estos estudios, se mide la actividad eléctrica cerebral en respuesta a estímulos de luz, sonido o tacto.

¿Por qué podría necesitar un electroencefalograma?

El electroencefalograma se usa para evaluar varios tipos de trastornos neurológicos. Cuando hay epilepsia, la actividad de las convulsiones aparece como ondas con picos rápidos en el electroencefalograma.

ANerv_20140331_v0_001

Las personas con lesiones cerebrales, que pueden ser resultado de tumores o de un accidente cerebrovascular, pueden presentar ondas excepcionalmente lentas en el electroencefalograma, dependiendo del tamaño y la ubicación de la lesión.

Este estudio también puede usarse para diagnosticar otros trastornos que influyen en la actividad cerebral, como la enfermedad de Alzheimer, ciertas psicosis, y un trastorno del sueño llamado narcolepsia.

El electroencefalograma también puede usarse para determinar la actividad eléctrica cerebral general (por ejemplo, para evaluar traumatismos, intoxicación por drogas o el grado de daño cerebral en pacientes en coma). El electroencefalograma también puede usarse para monitorear el flujo sanguíneo cerebral durante procedimientos quirúrgicos.

Es posible que haya otras razones para que su proveedor de atención médica le recomiende realizarse un electroencefalograma.

¿Cuáles son los riesgos de un electroencefalograma?

El electroencefalograma se usa desde hace muchos años y se considera un procedimiento seguro. El estudio no causa molestias. Los electrodos registran la actividad; no producen ninguna sensación. Además, no existe ningún riesgo de recibir una descarga eléctrica.

En casos poco frecuentes, un electroencefalograma puede provocar convulsiones en una persona con un trastorno convulsivo. Esto se debe a los destellos de luz o a la respiración profunda que pueden formar parte del estudio. Si tiene una convulsión, el proveedor de atención médica le dará tratamiento inmediato.

Es posible que existan otros riesgos según su afección específica. Recuerde hablar con su proveedor de atención médica sobre cualquier preocupación que tenga antes del procedimiento.

Ciertos factores o estados pueden interferir con la lectura de un electroencefalograma. Por ejemplo:

  • Nivel bajo de azúcar en la sangre (hipoglucemia) debido a estar en ayunas
  • Movimientos corporales u oculares durante el estudio (no obstante, estos movimientos muy rara vez, si lo hacen, interfieren considerablemente con la interpretación del estudio)
  • Luces, especialmente si son brillantes o emiten destellos
  • Ciertos medicamentos, como los sedantes
  • Las bebidas que contienen cafeína, como el café, las bebidas cola y el té (si bien estas bebidas pueden ocasionalmente alterar los resultados del electroencefalograma, casi nunca interfieren significativamente en la interpretación del estudio)
  • El cabello graso o el uso de laca para el cabello

¿Cómo me preparo para un electroencefalograma?

Pídale a su proveedor de atención médica que le diga qué debería hacer antes de su estudio. Debajo encontrará una lista de los pasos comunes que probablemente le pidan dar para prepararse:

  • Su proveedor de atención médica le explicará el procedimiento y usted podrá hacer preguntas.
  • Le pedirán que firme un formulario de consentimiento para autorizar que se realice el procedimiento. Lea el formulario atentamente y pregunte si algo no le resulta claro.
  • Lávese el cabello con champú, pero no use acondicionador la noche anterior al estudio. Tampoco use productos para el cuidado del cabello, como laca o gel.
  • Informe a su proveedor de atención médica sobre todos los medicamentos (con receta y de venta libre) y suplementos de hierbas que tome.
  • Suspenda el uso de medicamentos que puedan interferir con el estudio si su proveedor de atención médica le indica que lo haga. No deje de tomar ningún medicamento sin consultar antes a su proveedor de atención médica.
  • Evite consumir alimentos o bebidas que contengan cafeína durante entre 8 y 12 horas antes del estudio.
  • Siga las indicaciones que le dé su proveedor de atención médica sobre reducir la cantidad de horas que duerme la noche anterior al estudio. En algunos electroencefalogramas, es necesario dormir durante el procedimiento. Si el electroencefalograma se realiza mientras duerme, a los adultos no se les permite dormir más de 4 o 5 horas la noche anterior al estudio y a los niños no se les permite dormir más de 5 a 7 horas la noche anterior.
  • Evite hacer ayuno la noche anterior o el día del procedimiento. El nivel bajo de azúcar en la sangre puede influir en los resultados.
  • Según su afección, es posible que su proveedor de atención médica le pida alguna otra preparación específica.

What hap¿Qué sucede durante un electroencefalograma?

Un electroencefalograma se puede hacer en forma ambulatoria o durante su internación en un hospital. Los procedimientos pueden variar según su afección y la forma de trabajo de su proveedor de atención médica. Hable con su proveedor de atención médica sobre lo que sucederá durante su estudio.

En general, en un procedimiento de electroencefalograma se sigue este proceso:

  1. Le pedirán que se relaje en una silla reclinable o que se acueste en una cama.
  2. Le fijarán entre 16 y 25 electrodos al cuero cabelludo con un adhesivo especial, o bien le colocarán un gorro que contendrá los electrodos.
  3. Le pedirán que cierre los ojos, se relaje y permanezca sin moverse.
  4. Cuando comience el registro, deberá permanecer sin moverse durante todo el estudio. Su proveedor de atención médica podrá monitorearle a través de una ventana desde una sala adyacente para observar cualquier movimiento que pueda dar lugar a una lectura inexacta, como tragar o parpadear. El registro podrá detenerse de vez en cuando para permitirle descansar o cambiar de posición.
  5. Después de que su proveedor de atención médica realice el registro inicial mientras usted permanece en reposo, podrá evaluarle con varios estímulos para producir ondas cerebrales que no se muestran mientras está en reposo. Por ejemplo, puede pedirle que respire de manera profunda y rápida durante 3 minutos, o puede exponerlo a destellos de una luz brillante.
  6. En general, este estudio lo realiza un técnico especializado en electroencefalogramas y puede durar aproximadamente desde 45 minutos hasta 2 horas.
  7. Si el estudio es para evaluar si tiene un trastorno del sueño, posiblemente el electroencefalograma se lo hagan mientras duerme.

¿Qué sucede después de un electroencefalograma?

Una vez realizado el estudio, se quitan los electrodos y se lava el adhesivo de los electrodos con agua tibia, acetona o hamamelis. En algunos casos, es posible que deba volver a lavarse el cabello en su hogar.

Si tomó sedantes para el estudio, posiblemente se le pida que descanse hasta que desaparezca su efecto. Necesitará que alguien lo lleve en automóvil a su casa.

Es posible que la piel donde se colocaron los electrodos tenga irritación o enrojecimiento, pero desaparecerán al cabo de algunas horas.

Su proveedor de atención médica le informará cuándo podrá volver a tomar los medicamentos que suspendió antes del estudio.

Su proveedor de atención médica puede darle instrucciones adicionales o alternativas después del procedimiento, según su situación en particular.

Próximos pasos

Antes de aceptar hacerse la prueba o el procedimiento, confirme si sabe lo siguiente:

  • El nombre de la prueba o del procedimiento.
  • La razón por la que le harán la prueba o el procedimiento.
  • Qué resultados esperar y qué significan.
  • Los riesgos y los beneficios de la prueba o el procedimiento.
  • Cuáles son los posibles efectos secundarios o las posibles complicaciones.
  • Cuándo y dónde se hará la prueba o el procedimiento.
  • Quién le hará la prueba o el procedimiento y qué títulos o diplomas tiene esa persona.
  • Qué sucedería si no se hace la prueba o el procedimiento.
  • Si existen pruebas o procedimientos alternativos para considerar.
  • Cuándo y cómo recibirá los resultados.
  • A quién llamar después de la prueba o procedimiento si tiene alguna pregunta o problema.
  • Cuánto tendrá que pagar por la prueba o el procedimiento.
Revisor médico: Shelat, Amit, MD
Revisor médico: Turley, Ray, BSN, MSN
Última revisión: 10/1/2016
© 2000-2016 The StayWell Company, LLC. 780 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
About StayWell